“Mis papás me abandonaron”, contó la menor al ser retirada.

Vecinos del municipio mexicano de Valle de Chalco llamaron a la Policía al escuchar los llantos y pedidos de ayuda de un menor.

A raíz de ello, los agentes llegaron hasta la puerta de un domicilio de la zona, donde hallaron un tanque de agua y escucharon que los ruidos provenían del interior.

Tras inspeccionar el interior, rescataron a una nena de tres años, quien dijo: “Mis papás me abandonaron”.

Las autoridades confirmaron que los padres de la chiquita salieron a trabajar y la dejaron dentro del enorme contenedor blanco, que solo estaba protegido de las condiciones ambientales como el calor y la lluvia por un pequeño tejado.

Los adultos fueron detenidos y acusados del delito de violencia intrafamiliar, por lo que fueron trasladados a un centro penitenciario a la espera de comparecer ante un juez.

En tanto, su hija fue puesta bajo la custodia del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de las Familia.