El humorista y conductor infantil Carlitos Balá murió a los 97 años, luego de ser internado de urgencia este jueves.

“Tuvo mareos en su casa, lógico de su edad, y lo llevaron al sanatorio. Los médicos decidieron dejarlo en observación y hacerles los estudios correspondientes que por suerte dieron bien”, afirmó anoche su representante, Maximiliano Marbuk.

El artista que supo formar parte de la vida de varias generaciones de chicos cumplió el pasado 13 de agosto 97 años. Fue autor de frases como “sumbudrule”, “Angueto quedate quieto” y “qué gusto tiene la sal”, pero también instauró el “chupetómetro”, en el que los nenes iban a dejar allí el chupete.