James Cameron tiene agua en el cerebro.

No literalmente, solo su amor por el océano.

Es evidente en su próxima película, “Avatar: El camino del agua”, la secuela de su exitosa película ganadora del Oscar de 2009.

Cameron habló , sobre cómo la película, que se estrenará en los cines en diciembre, es diferente de la original.

“Creo que es muy emotiva”, dijo Cameron sobre la secuela. “Creo que es más emotiva que la primera película. Creo que se centra más en los personajes y en la dinámica de las relaciones que la primera película, pero sin duda cumple con el espectáculo”.

“Avatar” se reestrenó en los cines este viernes, y Cameron dijo estar emocionado por ello.

“Hay toda una generación que solo ha podido verla en streaming, o en blue ray, si es que la gente todavía lo hace, así que era una idea emocionante volver a llevar a la gente al cine”, comentó Cameron. “Y ahora es más oportuno que nunca, porque las salas de cine han sufrido un duro golpe en los últimos dos años”.

Se refiere, por supuesto, a la forma en que las salas de cine han tenido dificultades durante la pandemia.

“Avatar” es la película más taquillera de todos los tiempos, con más de US$ 2.800 millones. Los observadores de la industria del entretenimiento están muy atentos para ver si la secuela de Cameron puede volver a atraer a la gente a Pandora -y a los cines- una vez más.

“Hemos apostado mucho por la idea de una franquicia o una saga que se desarrolla a lo largo de varias películas y cuya realización es muy costosa. Así que, aunque ganemos mucho dinero, puede que no seamos rentables y no se hace algo que no es rentable durante mucho tiempo”, dijo Cameron.

La nueva película se inspira en la fascinación del director por la vida oceánica.

“Me encantan los océanos”, afirmó. “Me apasiona el océano desde antes de conocerlo. Aprendí a bucear en la zona rural de Canadá”.

Los actores de “Avatar: El camino del agua” tuvieron que adaptarse a actuar bajo el agua y dijo que, tras el entrenamiento, las estrellas Kate Winslet y Sigourney Weaver fueron capaces de aguantar la respiración hasta seis o siete minutos.

Volver a ver a los ficticios Na’vi en una nueva historia ha sido emocionante para Cameron, aunque siga celebrando la primera película.

“‘Avatar’ fue una bestia única en su momento porque se propuso crear un mundo y luego vivir dentro de ese mundo”, comentó. “Nunca dejamos de pisar el acelerador en todo momento”.