Será una oportunidad única para observar al gigante de hielo antes de que desaparezca para siempre, según explicó la NASA

En las primeras semanas de diciembre cruzará el firmamento el cometa Leonard, un gran gigante de hielo que tarda 80,000 años en dar una vuelta al Sol.

“Leonard fue descubierto como una mancha tenue en enero de 2021, cuando estaba más allá de Marte. Pero su órbita le llevará a pasar cerca de la Tierra y Venus en diciembre, antes de que se aproxime al Sol a principios de enero de 2022″, explicó la NASA en su sitio web.

Leonard pasó por última vez frente al Sol hace 80,000 años. Desde entonces ha vagado por el espacio en una vuelta larga que culminará en enero. Hace 35,000 años, el cometa reemprendió su camino de vuelta a la estrella, pero una vez que la alcance, saldrá de nuestro sistema solar y nunca más regresará.

Por ese motivo, organismos de astronomía, agencias espaciales y expertos han emitido consejos y recomendaciones para seguir este espectáculo único. La NASA es muy optimista y cree que los observadores de todo el mundo podrán contemplar la función a simple vista. Y si al final esto no ocurre, seguro que será fácil encontrarlo con unos binoculares o un telescopio pequeño.

A partir de este martes 30 de noviembre, Leonard podría comenzar a aparecer en la bóveda celeste, cerca de la Osa Mayor. Su brillo irá aumentando progresivamente y el máximo resplandor ocurrirá entre los días 13 y 14 de diciembre, según la NASA, aunque el momento exacto es difícil de precisar.

“Dependiendo del polvo y el gas se espera que el brillo máximo modelado sea alrededor del 13 o 14 de diciembre de 2021, aproximadamente 1 o 2 días después de pasar su punto más cercano a la Tierra”, explicó la agencia espacial.