El cambio fue dispuesto por el Banco Central (BCRA) con el objetivo de facilitar mecanismos de pago digital.

Los bancos y billeteras virtuales podrán ofrecerles a sus clientes la posibilidad de asociar todas las cuentas -a la vista o de pagos- que tengan a su nombre a través de sus aplicaciones, lo que permitirá a cualquier usuario tener acceso al dinero disponible en diversas cuentas a través de una única aplicación.

La medida fue dispuesta por el Directorio del Banco Central (BCRA) y tiene como objetivo facilitar los mecanismos de pago digital, al permitir que cualquier usuario pueda enrolar las cuentas provistas por entidades financieras como los bancos Nación, Provincia, BBVA, Santander, Galicia, Macro, Credicoop e Itaú, entre otros, o por Proveedores de Servicios de Pago (PSP) como Mercado Pago, Ualá, Naranja X y Yacaré, entre otras, en una misma aplicación y desde allí usar sus fondos.

“De este modo, los usuarios podrán efectuar Pagos con Transferencia o Transferencias Inmediatas desde una billetera digital utilizando los fondos depositados en otras cuentas asociadas”, detalló el BCRA en un comunicado.

A partir de ahora, “las entidades financieras y los PSP estarán obligados a ofrecer la operatoria y los administradores de esquemas de pago de transferencias electrónicas tendrán que adaptar, de ser necesario, sus procesos”.

Actualmente, la mayoría de las aplicaciones bancarias o billeteras virtuales obligan a hacer una transferencia de dinero para cargarla en caso de haberse quedado sin dinero en la cuenta.

Con este cambio, se podrá pagar con cualquier cuenta desde la que se tenga fondos, sin necesidad de transferirlos primero.

“La norma contempla también la aplicación de medidas de seguridad antifraude, en particular en lo relativo al consentimiento del titular de la cuenta desde donde los fondos serán debitados”, agregó la autoridad monetaria.

Por último, esta disposición amplía el alcance del DEBIN para que pueda debitar fondos desde una cuenta de pago y acreditarlos en una cuenta a la vista o en otra cuenta de pago.