Así lo manifestó el titular de la DPOSS, Cristian Pereyra, quien se refirió a la llegada de los primeros caños para la ejecución de la planta de tratamiento de efluentes cloacales del macizo 154 de Tolhuin.

Este miércoles arribaron a Tolhuin los caños que formarán parte de la nueva planta de tratamiento, ubicada en el macizo 154 de esa localidad. Permitirá reforzar el sistema sanitario existente y está pensada para acompañar el crecimiento de la ciudad por los próximos 20 años. La obra tiene un monto de inversión de $ 354.406.739,91 y tendrá un plazo de ejecución de 12 meses.

Al respecto, al titular de la DPOSS, expresó que “esta obra garantiza que Tolhuin pueda alcanzar un alto porcentaje en el tratamiento de sus efluentes cloacales; con lo cual estamos muy contentos de ver esta primera provisión de material para iniciar con los trabajos”.

“Esta obra tiene que ver con una política de garantizar que donde exista una red de agua, exista también su tratamiento” aseguró Pereyra, destacando que “los proyectos que la DPOSS está encarando han sido desarrolladas plenamente con personal propio”.

Asimismo, el funcionario puso de relieve el financiamiento obtenido para ejecutar los trabajos, el cual será a través del ENOHSA “que son fondos que no se reintegran y que quedan en la provincia. Esto se ha logrado además con el acompañamiento del Gobernador Gustavo Melella”.

Destacó que “esta nueva planta, junto con las múltiples obras que la Provincia está desarrollando, nos permiten avanzar hacia el objetivo de garantizar el 100 % del tratamiento de los efluentes cloacales domiciliarios, con una visión de mediano y largo plazo”.

Finalmente Pereyra recordó que las obras planteadas se enmarcan en un Plan Director, “dentro del cual hay una valoración de cuáles son las distintas necesidades que tiene cada una de las ciudades de la provincia, y en función a ello se prevé y se avanza en la ejecución de la obras”.