Al ser detenida, la mujer dijo que no se robó al bebé sino que se lo dieron.

Una pareja salteña quedó detenida al ser acusada de “robar” una bebé. Sin embargo, en el momento de la detención la mujer explicó que ella había perdido su embarazo y no quería que su pareja se enterara. Por este motivo, contó que una joven tucumana le ofreció su hija ya que “no podía criarla” y ella se lo llevó.

Toda esta situación trascendió luego de que esta pareja de enfermeros haya querido pedir el certificado de nacimiento del bebé en dos centros de salud de Salta. Al notar esta irregularidad, desde ambos centros notificaron a la policía.

Naturalmente, la pareja de enfermeros fue detenida y debieron justificar por qué tenían a la criatura en su poder. Según informó un medio local, la abogada de ambos, Marcela Fernández, sostiene que la pareja no se robó a la bebé sino que su progenitora se las entregó debido a que no podía criarla.

Por otro lado, la mujer que aceptó a la criatura y se convirtió en su madre aseguró que su pareja no estaba enterada de este “cambio” de bebés debido a que ella no quería contarle que había perdido el embarazo. “Él es ajeno a esta situación. Es injusta esta detención. Nunca R. se atrevió a decirle que perdió a su hijo”, expresó Fernández, la abogada de la pareja.

Mientras tanto, la madre biológica de la bebé había hecho una publicación en Facebook en la que buscaba una familia adoptiva para su hija. A su vez, la letrada aseguró que se puso en contacto con la joven tucumana, pero que ella no quiso ir a buscar a la criatura.

“Pedí que la llamen a declarar. A ellos (la pareja imputada) les endilgan un robo de bebé que no existió nunca”, insistió Fernandez. Sin embargo, la pareja ignoró todos los pasos necesarios para la adopción de un hijo.