Ocurrió en una playa de Santa Catarina cuando la docente se sacaba fotos y se derrumbaron unas rocas.

Gran tristeza provocó la muerte de una docente de 28 años en Brasil, quien cayó al mar cuando se fotografiaba sobre unas rocas y se derrumbaron.

Ocurrió en una playa de Penha, en la costa de Santa Catarina. Allí se estaba tomando selfies Soliane Luiza y las piedras colapsaron, por lo que se precipitó desde una altura de cinco metros.

Alertados por otros bañistas, equipos de emergencia llegaron al lugar y, con ayuda de un helicóptero, lograron rescatar con vida a la mujer.

Con la dificultad de los fuertes vientos, los socorristas llevaron a la docente hasta la playa, donde recibió primeros auxilios tras sufrir el grado 6 de ahogamiento.

Su frecuencia cardíaca regresó y decidieron trasladarla a un hospital en el municipio más cercano, pero antes de eso la joven sufrió otro paro cardiorrespiratorio y murió.

“Sol fue una maestra ejemplar, dedicada, solidaria y muy querida por todos. Dondequiera que iba, deleitaba con su alegría e iluminaba con su luz”, publicó en redes sociales el establecimiento educativo en el que trabajaba Luiza.