Una candidata a diputada hace campaña focalizando en las mujeres, a las que les promete cirugías de senos gratuitas.

“Chichis para todas”, así es el slogan de la candidata a diputada Rocío Pino, que intenta llegar a la cámara con el voto femenino. Y para eso, hace una promesa muy particular: cirugías de senos gratuitas para todas.

La mexicana, candidata a diputada por el estado de Sonora por el partido Redes Sociales Progresistas (RSP), quiere imponer la idea de que un buen par de pechos empodera a una mujer, y que todas tienen derecho a acceder a un implante mamario.

“A las mujeres no nos han preguntado qué queremos. Nadie lo ha hecho. Si tú sales a la calle y preguntas: ‘¿Te gustaría una cirugía plástica?’ Todas te vamos a decir que sí”, asegura la candidata a diputada. Y entre risas, agrega: “¡Lo que nos falta es lana!”, refiriéndose al dinero.

A quienes la acusan de frívola y superficial, Pino les explica que su plan va más allá del agrandamiento de senos. La prioridad del plan “chichis para todas” la tendrán las mujeres operadas de cáncer de mama, que requieran cirugía reconstructiva. La política quiere “hacerlas que se sientan mejor”, tenga o no obra social o seguro médico.

También promueve las cirugías de recomposición post lactancia, y la reducción al igual que el aumento del busto. Para ser inclusiva ye integradora, también contempla a los hombres: aquellos que se identifican con el género femenino y quieren cambiar su apariencia, y los que, por el contrario, sufren por tener demasiada grasa alrededor de las glándulas mamarias, deberían poder acceder a las cirugías correspondientes sin costo alguno.

“Muchos hombres tienen complejos porque tienen pechos grandes, pues reducirlos. Hay mujeres que tienen los senos caídos, pues reconstruirlos y que esto esté en el cuadro público de salud, o sea que el Gobierno lo pague”, relata.

La candidata a diputada, apodada “La Grosera”, no dudó a la hora de protagonizar la campaña Chichis para todas. Los enormes carteles en la vía pública tienen su imagen, embarazada y desnuda, con lemas como “Conmigo tu voto vale por dos”, “¿Las quieres? Te las doy” o “Una mujer con chichis es una mujer empoderada”. Incluso en un video promocional, dice: “Prefiero mostrar mi cuerpo desnudo a poner mi cara de político ratero, misógino y machista”.