Buscan entre los allegados a una nueva familia para los dos nenes que fueron abandonados por su papá adoptivo hace 15 días.

Los mellizos de nacionalidad africana que fueron abandonados el 17 de noviembre en la comisaría de la mujer en Bahía Blanca, aún no tienen definido su futuro.

A los 5 años, después de haber fallecido su madre biológica en el parto en Guinea Bissau y ser derivados a un orfanato de ese país, en agosto del 2019 fueron adoptados por la pareja argentina integrada por Eduardo Rucci y Natacha Perri.

El mes pasado, los hermanitos fueron abandonados por los adoptantes en Bahía Blanca. Ahora la Justicia investiga las causas y circunstancias que llevaron a la pareja a cometer el delito de desentenderse de la crianza de los niños.

Si bien no trascendió el monto designado como cuota alimentaria, el Estado administrará ese dinero para el sostenimiento de los chicos.

El Ministerio Tutelar les asignó defensores a los hermanitos, que los representan en las dos causas judiciales. El objetivo es hacer los trámites lo más rápido posible para que los chicos obtengan la ciudadanía argentina legalizada, algo que deberían haber concretado Rucci y Perrig pero nunca hicieron.

Mientras tanto, bucan entre grupos de allegados a una nueva familia para ellos. Apenas se conoció la noticia del abandono, las familias de los amiguitos que los chicos se fueron haciendo en diferentes ámbitos, se presentaron para adoptarlos y están en la primera línea de adopción.

Como última opción aparece la posibilidad de recurrir al registro de adopción. Luego de que se hizo conocido el caso, más de quinientas personas del país y del exterior se comunicaron con las instituciones locales de minoridad para ofrecerse como hogar sustituto.